La SHCP caminará hacia una economía baja en carbono

La dependencia publicará en noviembre la estrategia de financiamiento sostenible en el sector financiero nacional y reorientar el capital privado hacia actividades sostenibles.

Dado que el financiamiento sostenible no ha sido suficiente para cubrir la demanda de recursos para transitar a una economía baja en carbono, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) emitirá reglas para la emisión de instrumentos sostenibles en el 2023.

“El objetivo es definir qué actividades económicas son sostenibles”, dijo la titular de la Unidad de Crédito Público de la SHCP, María del Carmen Bonilla.

En su mensaje durante la «Cumbre Anual de Índices y ETFs en México: La Diversificación en un Clima Incierto», explicó que una de las razones por las que no ha sido suficiente el financiamiento sostenible en el país es la falta de definiciones estandarizadas sobre qué actividades y proyectos se consideran sostenibles.

Se presentarán las reglas y se llevará a cabo un proceso de instrumentación para transitar de manera ordenada y oportuna entre la fase voluntaria y obligatoria de la adopción de la taxonomía.

Carmen Bonilla mencionó que México ha colocado 11 bonos soberanos, en línea con dichos objetivos, en los últimos años, tres de ellos en el mercado local y ocho en el extranjero, por 5,967 millones de dólares. Los títulos de deuda están denominados en dólares, euros, yenes y pesos.

El mercado local cuenta con 56 instrumentos temáticos por un monto total emitido de 279,000 millones de pesos, según datos del Consejo Consultivo de Finanzas Verdes, refirió la funcionaria federal.

“Entre 2017 y 2019 el mercado de deuda sostenible emitió 11,600 millones de pesos en promedio anual, en el 2021 siguió el crecimiento con una tasa de 165% respecto al año anterior. Hoy continúa una gran demanda por parte de inversionistas locales para incorporar estos criterios en sus portafolios”, aseguró la funcionaria pública.

Alistan estrategia sostenible
La dependencia encargada de las finanzas del país, publicará en noviembre la estrategia de financiamiento sostenible para promover la sostenibilidad en el sector financiero e impulsar la movilización y reorientación de capital privado hacia actividades sostenibles.

Buscará identificar necesidades de inversión orientadas al cumplimiento de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y climáticos.

Así lo adelantó la directora general de Foros Multilaterales y Fondos verdes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Laura Aguirre, tras subrayar la urgencia de financiar acciones necesarias para cumplir con los compromisos de mitigación y adaptación al cambio climático.

“Cálculos globales estiman que la brecha de financiamiento climático es de entre 4.5 y 5 billones de dólares anuales, por lo que para la SHCP es clave comunicar que el sector privado tiene un rol importante para lograr las metas de Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) (se refiere a compromisos voluntarios para cumplir con los Acuerdo de París y ODS”, destacó la funcionaria durante su participación en la misma cumbre.

Reiteró que, con el documento, que confían tenerlo listo para noviembre, definirán acciones concretas de actores estratégicos para que el ecosistema de financiamiento sea más sostenible, ofrezca transparencia y certidumbre para los participantes del mercado.

Por su parte, el director de Análisis de Políticas de Riesgos Ambientales y Sociales del Banco de México (Banxico), Rafael del Villar, mencionó que para finales de este año se lanzará un estándar de sostenibilidad mundial con el cual las empresas podrán reportar sus acciones en este ámbito. Se simplificarán los procesos y se reducirán los costos al haber solo un estándar.

“Los estándares no vienen a atacar un tema moral, es importante no mezclar buenas intenciones con acciones efectivas”, sostuvo Del Villar.

En su intervención, la directora del Consejo Consultivo de Finanzas Verdes, Alba Aguilar, opinó que es momento de empezar a etiquetar todos los instrumentos disponibles en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), como los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras), así como los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD), entre otros, con el fin de que nazcan con un mandato de inversión sostenible o dedicados a ciertos segmentos o temas.

Más info: eleconomista.com.mx

Idioma